Taxonomía De Bloom: Qué Es, Para Qué Sirve Y Objetivos.

La taxonomía de Bloom es una herramienta muy útil para el docente, ya que le permite estructurar sus objetivos de aprendizaje de una manera clara y concisa. La taxonomía fue creada por Benjamin Bloom en 1956 y se divide en tres dominios: el cognitivo, el afectivo y el psicomotor.

El dominio cognitivo engloba las habilidades mentales básicas, como el conocimiento, la comprensión, la aplicación, el análisis, la síntesis y la evaluación. El dominio afectivo se refiere a las actitudes y los valores, mientras que el dominio psicomotor incluye las habilidades motrices finas y gruesas.

Índice de Contenido
  1. ¿Qué es la taxonomía de Bloom?
  2. ENARM 2022 TAXONOMIA DE BLOOM PARA MEDICOS Y MEDICAS
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Qué es la Taxonomía de Bloom?
    2. ¿Cuáles son los objetivos de la Taxonomía de Bloom?
    3. ¿De qué manera la Taxonomía de Bloom puede ser útil?
    4. ¿Cómo se aplica la Taxonomía de Bloom?
    5. ¿Qué implicaciones tiene la Taxonomía de Bloom?
  4. Conclusión

¿Qué es la taxonomía de Bloom?

ENARM 2022 TAXONOMIA DE BLOOM PARA MEDICOS Y MEDICAS

Preguntas Relacionadas

¿Qué es la Taxonomía de Bloom?

La Taxonomía de Bloom es una clasificación de los objetivos de aprendizaje en seis niveles. Fue desarrollada por Benjamin Bloom en 1956. La taxonomía fue diseñada originalmente para ser usada en el campo de la educación, pero también se ha aplicado a otras áreas, como la formación de empleados y el desarrollo de habilidades.

Bloom identificó seis niveles de objetivos de aprendizaje: conocimiento, comprensión, aplicación, análisis, síntesis y evaluación. Cada nivel está relacionado con actividades de pensamiento más complejas que el nivel anterior. La clasificación de Bloom se ha convertido en una de las taxonomías más populares y ha sido utilizada por educadores de todo el mundo.

El primer nivel, conocimiento, se refiere a la capacidad de recordar hechos y datos. Los objetivos de aprendizaje en este nivel incluyen la memorización de fechas, nombres, lugares y cifras. Los estudiantes pueden demostrar su conocimiento de un tema mediante el reconocimiento, la reproducción o la descripción de información.

El segundo nivel, comprensión, involucra la capacidad de entender el significado de la información. Los objetivos de aprendizaje en este nivel requieren que los estudiantes interpreten, expliquen y utilicen la información. Por ejemplo, un objetivo de comprensión podría ser el de explicar cómo se relaciona una causa con un efecto.

El tercer nivel, aplicación, requiere que los estudiantes usen la información para hacer algo. Los objetivos de aprendizaje en este nivel les piden a los estudiantes que resolvieran problemas, utilicen conceptos en situaciones nuevas o realicen tareas de forma autónoma. Por ejemplo, un objetivo de aplicación podría ser el de utilizar las matemáticas para resolver un problema de la vida real.

Lee Tambien:Adolescencia Tardía: Qué Es, Características Y Cambios.Adolescencia Tardía: Qué Es, Características Y Cambios.

El cuarto nivel, análisis, se refiere a la capacidad de descomponer la información en partes para comprender su estructura. Los objetivos de aprendizaje en este nivel requieren que los estudiantes identifiquen patrones, hagan inferencias y evalúen argumentos. Por ejemplo, un objetivo de análisis podría ser el de identificar las premisas y conclusiones de un argumento.

El quinto nivel, síntesis, se refiere a la capacidad de combinar partes de información para crear un todo. Los objetivos de aprendizaje en este nivel requieren que los estudiantes integren, diseñen y elaboren. Por ejemplo, un objetivo de síntesis podría ser el de crear un plan para resolver un problema.

El sexto nivel, evaluación, se refiere a la capacidad de juzgar la validez de la información. Los objetivos de aprendizaje en este nivel requieren que los estudiantes hagan juicios sobre el valor de la información, seleccionen entre alternativas y justifiquen sus decisiones. Por ejemplo, un objetivo de evaluación podría ser el de determinar si un argumento es válido o no.

La Taxonomía de Bloom es una herramienta útil para el diseño de objetivos de aprendizaje. Ayuda a los educadores a pensar de manera más compleja acerca de lo que quieren que sus estudiantes aprendan. También puede ser útil para evaluar si los estudiantes han alcanzado los objetivos del curso.

¿Cuáles son los objetivos de la Taxonomía de Bloom?

La Taxonomía de Bloom es una clasificación de objetivos de aprendizaje basada en seis categorías: conocimiento, comprensión, aplicación, análisis, síntesis y evaluación. El objetivo de la Taxonomía de Bloom es proporcionar un marco para el desarrollo de objetivos de aprendizaje más completos y precisos.

La categoría de conocimiento se centra en el conocimiento de hechos, nombres y fechas. Los objetivos de aprendizaje de la categoría de comprensión se centran en el entendimiento de los conceptos y la capacidad de explicarlos.

La categoría de aplicación se centra en la capacidad de utilizar los conceptos aprendidos en nuevas situaciones. La categoría de análisis se centra en la capacidad de analizar y descomponer los conceptos aprendidos. La categoría de síntesis se centra en la capacidad de sintetizar los conceptos aprendidos para crear algo nuevo.

Lee Tambien:Actividades Y Juegos Para Trabajar La Empatía En Niños.Actividades Y Juegos Para Trabajar La Empatía En Niños.

La categoría de evaluación se centra en la capacidad de evaluar el valor de los conceptos aprendidos.

¿De qué manera la Taxonomía de Bloom puede ser útil?

La Taxonomía de Bloom es una herramienta útil para los educadores porque proporciona una estructura lógica para el pensamiento crítico y la creación de objetivos de aprendizaje. La taxonomía se compone de seis niveles: conocimiento, comprensión, aplicación, análisis, síntesis y evaluación.

Cada nivel representa un tipo diferente de pensamiento y habilidad. Los educadores pueden usar la taxonomía para ayudar a planificar lecciones y evaluar el progreso de los estudiantes.

¿Cómo se aplica la Taxonomía de Bloom?

La Taxonomía de Bloom es una teoría educativa desarrollada por el educador estadounidense Benjamin Bloom en 1956. La taxonomía se basa en tres dominios: el cognitivo, el afectivo y el psicomotor. El dominio cognitivo se centra en el pensamiento y el aprendizaje; el afectivo en el crecimiento y el desarrollo de las actitudes y el psicomotor en el desarrollo de las habilidades motoras.

La taxonomía se ha utilizado ampliamente en el campo de la educación para ayudar a los educadores a planificar lecciones y evaluar el rendimiento de los estudiantes.

¿Qué implicaciones tiene la Taxonomía de Bloom?

La Taxonomía de Bloom es una estructura de clasificación de objetivos de aprendizaje basados en la complejidad del pensamiento requerido para alcanzar el objetivo. Fue desarrollada por Benjamin Bloom y sus colaboradores en 1956 y se ha utilizado ampliamente en la educación como una herramienta para diseñar planes de estudio, evaluar el rendimiento de los estudiantes y realizar investigaciones sobre el aprendizaje.

La estructura de la Taxonomía de Bloom consta de tres dominios: el cognitivo, el afectivo y el psicomotor. El dominio cognitivo se centra en el pensamiento y el aprendizaje, el afectivo en el desarrollo de actitudes y el psicomotor en el desarrollo de habilidades motoras. Cada dominio está subdividido en niveles de complejidad creciente, que van desde el nivel más simple de comprensión hasta el nivel más avanzado de creatividad.

Lee Tambien:Tratamiento De La Fobia Social En Niños Y Adolescentes.Tratamiento De La Fobia Social En Niños Y Adolescentes.

La Taxonomía de Bloom ha sido criticada por algunos educadores, que argumentan que es demasiado simplista y no tiene en cuenta todos los factores que influyen en el aprendizaje. Sin embargo, sigue siendo una herramienta valiosa para el diseño de planes de estudio y la evaluación del rendimiento de los estudiantes.

Conclusión

La taxonomía de Bloom es una clasificación de los objetivos de aprendizaje basados en el criterio de complejidad. Fue desarrollada por Benjamin Bloom en 1956 y se ha utilizado ampliamente como un marco para el diseño y evaluación de programas de educación. La taxonomía de Bloom está compuesta por tres dominios: el cognitivo, el afectivo y el psicomotor.

Cada dominio está subdividido en categorías que representan niveles cada vez más complejos de procesamiento de la información. Los objetivos de aprendizaje se pueden formular en cualquiera de los tres dominios, y Bloom propuso una secuencia lógica para el desarrollo de los objetivos en cada dominio.

La taxonomía de Bloom es una herramienta útil para el diseño y evaluación de programas de educación, ya que permite establecer un marco común para el establecimiento de objetivos, la planificación de lecciones y la evaluación del rendimiento.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Taxonomía De Bloom: Qué Es, Para Qué Sirve Y Objetivos. puedes visitar la categoría Niños y Adolescentes.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir